DestacadosNoticias

Desarrollo del BIM en Chile: entre el Estado y la Academia

Hay un chilenismo que causa dolores de cabeza en la industria de la construcción. El famoso “hay que entrar a picar” envuelve una realidad negativa del escenario nacional, ya que el carácter artesanal que aún tiene esta área genera problemas de eficiencia y retrasos de los proyectos. Sin embargo, un nuevo modelo de construcción pretende cambiar esta situación.

Se trata del Plan BIM, un programa que busca impulsar y dar valor a la industria de la construcción en Chile a través de la introducción de metodologías y tecnologías para el desarrollo y operación de proyectos de edificación e infraestructura.

En un principio, se aplicará en el sector público de forma obligatoria a 2020 en miras a que su implementación también se efectúe en el sector privado en 2025. La diferencia que tiene este modelo con otros sistemas es que no es sólo un software de trabajo, sino de una metodología que cambia por completo la forma en que se realiza la cadena de trabajo.

Plan BIM es parte del Comité de Transformación Digital de Corfo y es impulsado por el Programa Estratégico “Construye 2025” de la misma corporación. Este plan tiene como fin que organismos públicos utilicen BIM (Building Information Modeling) en su infraestructura, una tecnología que conlleva una metodología de trabajo en desarrollo de proyectos de forma conjunta con los distintos actores que, a partir de modelos tridimensionales, pueden integran y realizar cambios al proyecto de forma coordinada. Esto se puede usar tanto en el diseño del proyecto, como en su construcción y su operación.

Corfo destaca que esta iniciativa no es sólo estatal, ya que también incluye al sector privado y a la academia, siendo ésta última un actor sumamente relevante en la implementación del plan: “Que las mallas estén adquiriendo el conocimiento no sólo asociado a un software, sino que a que los profesionales de la construcción interactúen en todas las áreas. Esto es mucho más que un software”, afirma Carolina Soto, directora ejecutiva Plan BIM Corfo y directora (i) de CTD Corfo.

“Hay un trabajo importante que hay que hacer. Los ingenieros, arquitectos, técnicos y especialistas tienen que manejar el BIM. Necesitamos que las universidades, Institutos y Centros de Formación Técnica lo incorporen en sus mallas. Pero eso no significa que no existan lugares que no lo enseñen. Lo que estamos haciendo desde el plan es justamente trabajando con esas instituciones académicas y apoyándolas en su incorporación de BIM”, explica la directora de Plan BIM.

María Elena Mora, subdirectora de la Escuela de Construcción de Duoc UC, cuenta que en la institución reconocen estos desafíos y ya están aplicando cambios a la formación para adaptarse a los nuevos tiempos. “Lo tenemos abordados desde los proyectos que se trabajan en los programas de estudio. En nuestras mallas se trabajan distintas especialidades -Ingenieros Constructores y Técnico en Dibujo y Modelamiento Arquitectónico y Estructural – se pueden unir a través de un lenguaje común. Aprenden a trabajar con mucho más detalle todos los temas arquitectónicos, de estructura, de las instalaciones, y después se ve todo unificado en el proyecto final”.

Con esto en mira, Duoc UC colabora en el desarrollo de la “Librería Nacional BIM”, una iniciativa de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), proyecto que contempla la creación de objetos BIM genéricos en un catálogo de libre disposición.

De esta manera, los alumnos de las carreras de Dibujo Arquitectónico y Estructural, Dibujo y Modelamiento Arquitectónico y Estructural e Ingeniería en Construcción de Duoc UC no sólo realizan sus trabajos en la práctica, sino que también apoyan en el proceso de incentivar el uso de BIM y estandarizar la construcción en Chile.

“Esto lo estamos desarrollando con nuestros estudiantes. Hay que considerar que en Duoc UC formamos al 40% de los dibujantes técnicos en Chile y tenemos laboratorios con programas BIM importantes. Nosotros siempre estamos dispuestos a hacer trabajos colaborativos y tratamos de compartir siempre”, agrega José Pedro Mery, director de la Escuela de Construcción de Duoc UC.

“Los estudiantes se están dando cuenta que una cosa, por ejemplo, es dibujar y lo otro es modelar y coordinar proyectos de construcción. Esto los ha forzado a la colaboración. Es un cambio de mentalidad que se está viendo en los alumnos con esta a malla nueva, y esto además nos ha llevado a capacitar a nuestro equipo docente”, explica el académico.

La meta de 2025 no sólo espera cambiarle la cara a la industria de la construcción en Chile, sino que además de entregar una serie de beneficios para las empresas así como para el usuario final: “Se tienen proyectos de mejor calidad, porque fueron planificados de mejor manera; que son más eficientes, incluso pudiendo ahorrar en energía y finalmente en dinero, por ejemplo; y finalmente se acortan los tiempos de entrega, lo que afecta la calidad de vida de las personas”, enfatiza Soto.

“Son proyectos que están planificados de forma más integral, viendo la vida útil de los proyectos. Si bien las personas puede que no sepan de estos beneficios, o si quiera lo que es BIM, van a sentir estos beneficios y eso es lo importante”, concluye la directiva de Corfo.

Fuente: www.eldinamo.cl