Noticias

Las clasificaciones y el BIM, dos aliados indisociables

Por Valentin Malemanche – Building Specialist de BIM&Co

Antes de analizar las diferentes clasificaciones y sus ventajas, es importante saber que estas existían mucho antes de que el BIM apareciera. Desde hace mucho tiempo, los actores de la construcción han buscado ordenar sus obras. Esta jerarquización tenía por fin conseguir más fácilmente y más rápidamente el coste del la construcción de las fases antes del proyecto. Para cada nivel jerárquico, entramos en un nivel de detalle más alto. La norma ISO 12006-2 explica este funcionamiento jerárquico.

En el BIM, los diferentes sistemas de clasificación se atribuyen a clases de objetos. Permiten nombrar, analizar y también facilitar la gestión. Es un procedimiento bastante clásico que consiste en reagrupar objetos que presentan características o componentes similares, como por ejemplo, el tipo de ventanas. El IFC se ha construido sobre este principio. La clasificación incluye también la nomenclatura general jerárquica que utilizamos, por ejemplo, seleccionar un producto eligiendo una familia, después una subfamilia de productos y acceder así a las propiedades que le afectan. Los sistemas de nomenclatura y clasificación están a menudo relacionados con un mercado. Esto permite tener en cuenta las especificaciones técnicas.

En Europa, la Uniclass 2015 es la clasificación predominante, pero cada país tiene su propia clasificación. En Suecia es el BSAB el que se utiliza principalmente, mientras que en Dinamarca se utiliza el CCS (Cuneco Classification System). En Alemania utilizan la clasificación VOD, en Luxemburgo se basan en el CRTI-B, y el sistema SfB, que es el sistema más antiguo que existe, se aplica en Inglaterra y en Bélgica. Concretamente este sistema es el origen de Uniclass.

A nivel internacional, el EPIC (Electronic Product Information Cooperation) ha sido el origen de la clase 23 de Omniclass, que junto a Masterformat y a Uniformat 2, predominan en Estados Unidos.

Las clasificaciones más recientes proceden todas de la adaptación de clasificaciones antiguas.

OmniClass – Tabla 23 Norma ISO 12006-2 – Estados Unidos

El sistema de clasificación OmniClass (OCCS) es un sistema de clasificación desarrollado principalmente por el sector de las construcción pero los americanos lo utilizan también para su COBie. Se utiliza para numerosas aplicaciones, como la organización de bibliotecas de productos, de documentación y de proyectos de información, incluso para bases de datos electrónicas.

Uniclass – Reino Unido

El sistema Uniclass es una clasificación que tiene por objetivo estructurar la información a lo largo de todo el ciclo de vida del proyecto e incluso más allá. Está aprobado por todas las instituciones profesionales y organismos de la construcción.
Dinámica, esta clasificación está disponible en línea en diferentes formatos y está administrada por un equipo de expertos que controlará las solicitudes, actualizará y controlará las versiones.

Uniformat II – ASTM – Estados Unidos

La clasificación UNIFORMAT II permite mejorar la gestión del proyecto y los informes en todos los estados del ciclo de vida de la construcción de un edificio: planificación, programación, diseño, construcción, operaciones y eliminación.
Representa un avance significativo en relación a la clasificación UNIFORMAT de origen porque incluye elementos y descripción de numerosos elementos. Presenta un cuarto nivel de definición para aumentar los tres niveles jerárquicos previstos en el UNIFORMAT original.

  • El nivel 1 identifica los principales elementos del grupo, tales como la subestructura, la cubierta y también los interiores.
  • El nivel 2 subdivide los elementos del nivel 1 en elementos de grupo. El “Shell”, por ejemplo, incluye la superestructura, el cierre exterior y el tejado.
  • El nivel 3 divide los elementos del grupo en elementos individuales. El cierre exterior, por ejemplo, incluye las paredes exteriores, las ventanas exteriores y las puertas exteriores.
  • El nivel 4 propone subelementos todavía más finos. Los subelementos de IFC, por ejemplo, incluyen los cimientos de la pared, los cimientos de columnas, el drenaje perimétrico y el aislamiento.

Fuente: http://blog.bimandco.com