Noticias

7 formas de disminuir sus costos en implementación BIM

*Adaptado del original en inglés de Andera Al-Saudi, en the BIM hub

Si bien algunos países llevan más de dos décadas dentro del movimiento BIM, muchos de nosotros nos encontramos en etapas tempranas de conocimiento y apropiación de las tecnologías y herramientas que envuelven ésta metodología, el escrito pretende, partiendo de entrevistas con usuarios experimentados, presentar posibilidades de mejorar los procesos de implementación y reducir costos.

  1. Reconocer la importancia del “conocimiento Tribal”

Algunas empresas llegan a un nivel productivo que les permite funcionar de manera tan ordenada que los integrantes de los equipos se mueven entre inicio y fin de proyectos como piezas muy bien posicionadas. Pero la mayor parte del tiempo, integrantes de los equipos pasan a formar parte de otras compañías, otros entran, y el equipo pierde un poco de su “conocimiento Tribal”. En algunos casos, la pérdida de miembros puede ser crítica para la entrega de proyectos.

  1. Dominar el arte de las reuniones de coordinación

Las herramientas BIM/VDC (Virtual Design and Construction) son excelentes, pero si su empresa no las puede usar de manera eficiente y productiva en las reuniones de coordinación, el equipo BIM nunca entenderá a fondo los beneficios de una verdadera coordinación BIM.

  • Preparación y práctica.Se requiere habilidad para navegar el modelo del proyecto, tener cargadas las vistas correctas y las características de visibilidad ajustadas para la reunión. Esfuércese por llegar 15 minutos antes del resto de los convocados a la reunión, para cargar correctamente el modelo y sus vistas.
  • Asigne un “conductor elegido”. Alguien que conozca el modelo y la herramienta de software. Los modelos pueden ser incómodos para navegar, e incluso matar el momento de importancia y la productividad de la reunión.
  • Considerar dividir las reuniones. Mantener las reuniones enfocadas en partes específicas del proyecto y con miembros directamente envueltos. Por ejemplo, se puede considerar la coordinación inicial con los responsables estructurales, luego especialistas en instalaciones, etc.
  • Usar notas de reunión para mantenerse enfocado.Revisar acciones y tareas de reuniones previas, debe ser la base de inicio para su próxima reunión. Use esta estructura para mantener al equipo en la trayectoria correcta, y resuelva los conflictos abiertos antes de moverse hacia otros nuevos.
  1. Evite el doble modelado cada vez que pueda

Incluso con todas las capacidades de avanzada de las herramientas tecnológicas, algunos abogan por un acercamiento inicial con lápiz y papel hacia el cliente, en las etapas más tempranas del diseño. Es posible colocar demasiado esfuerzo y recursos para desarrollar modelos 3d conceptuales complejos, que tendrán que ser dolorosamente re-modelados en un entorno BIM.

En algunas empresas se invierten 40 horas para producir tres modelos diferentes en sketchup. No es necesario tener tres ideas completamente cocinadas y modeladas, para presentar al cliente. Se necesitan cinco o seis buenas ideas y no necesariamente modeladas.

  1. Mapee sus procesos.

Los profesionales de la industria están entrenados para saltar directamente al modelado. Pero esta mentalidad de apresurar el modelado generalmente lleva a ineficiencias, desperdicio, y modelos menos que ideales.

Es recomendable mapear los procesos, donde se puedan identificar las decisiones que deben tomarse en el proceso de diseño, así como los procedimientos requeridos para llegar a esas decisiones. Cuando se hace correctamente, el mapeado de procesos puede ayudar a reducir la cantidad de modelado requerido, así como a producir modelos que incrementen el valor para el equipo y el cliente.

Por ejemplo, si el arquitecto identifica que los modelos a producir solo se usarán para coordinación y extracción de cantidades, el proceso de modelado cambiará y se reducirá en comparación con modelos de los que se quieran extraer planos constructivos.

  1. Divida el modelo para evitar tamaños de archivo difíciles de manejar.

Tuve la oportunidad de trabajar con los modelos de las torres Atrio en Bogotá, alguno pesaba más de 1 Gb, y a pesar de los buenos equipos, el trabajo se hizo bastante complejo y se perdió mucho tiempo. Trabajar con modelos centrales tiene sus ventajas, un único repositorio de información para el proyecto. Pero en proyectos grandes y complejos puede ser contraproducente para los tiempos de producción y las reuniones de coordinación.

Dividir los modelos en partes puede ser una forma de administrar los tamaños de archivos. Por ejemplo, un archivo de torre puede estar compuesto por vínculos de sótanos, piel, espacio público y núcleos de circulación. Mientras más temprano se planee la división, mejor.

  1. Asegúrese de que alguien se apropie de sus estándares de modelado y dibujo.

Haga a alguien responsable del mantenimiento y divulgación de sus estándares dentro de la empresa. Dado que la mayoría de los proyectos se trabajan por equipos, es fundamental para la producción que haya claridad en términos de representación para los momentos de entregas.

  1. Desarrolle un plan de ejecución BIM simple y apéguese a él

Establecer las expectativas y mantenerse organizado pueden enmarcarse dentro de un plan de ejecución BIM que abarque desde programaciones y roles hasta métodos de compartir modelos y LOD.

Establecer responsabilidades y tiempos para reuniones de coordinación desde el principio y por escrito, puede ser ventajoso. Una sola fuente de información del proyecto donde todos los equipos pueden verificar sus lugares y compromisos, así como protocolos y más, definitivamente da ventaja en el tiempo.

Por cierto, si está interesado en desarrollar un PEB para su empresa, puede contactarnos sin compromiso. Así como si está buscando implementar BIM en su organización.

Fuente: https://thebimhub.com/