Noticias

BIM necesita más que el Entorno Común de Datos (CDE)

El trabajo digital efectivo requiere familiaridad en el trabajo con datos y metadatos, confianza en esos datos y confianza dentro de los equipos de proyectos. Deberá superarse la inercia de la industria si queremos pasar de centrarnos en los documentos a centrarnos en los datos.

Artículo de opinión de Daniel Taylor-North, director del desarrollador de software Opentree.

Desde 2011, muchas empresas en la industria de la construcción del Reino Unido han estado trabajando para lograr niveles más altos de competencia con respecto a BIM.

El mandato BIM de abril de 2016 concentró las mentes de las personas en cumplir con los requisitos del Nivel 2 de BIM (BIM Level 2 UK), y muchas empresas todavía participan de este proceso. La Alianza BIM del Reino Unido (UK BIM Alliance) pretende hacer que el negocio de BIM sea habitual en la mayor parte de la industria y proyectos para el 2020 .

Las percepciones iniciales de BIM de algunas personas se centran en elegir y utilizar herramientas de software BIM en lugar de pensar en BIM como un proceso de colaboración respaldado por tecnología.

BIM implica más que competencia para usar software o seleccionar el entorno común de datos correcto (CDE). Para las empresas de diseño en particular, BIM puede significar un replanteamiento fundamental de sus procesos y procedimientos internos de gestión de la información para que los profesionales apliquen los enfoques digitales correctos desde el momento en que inician un proyecto BIM e incluso antes de que comiencen a compartir datos a través del CDE.

Los CDE se concibieron originalmente como repositorios de archivos o sistemas de gestión de documentos electrónicos. En el documento PAS 1192-2: 2013 definió un CDE como: “Una única fuente de información para cualquier proyecto dado, utilizada para recopilar, gestionar y diseminar todos los documentos de proyectos aprobados relevantes para equipos multidisciplinarios por medio de un proceso administrado”. También agrega: “El CDE puede usar un servidor para el proyecto, una extranet, un sistema de recuperación basado en archivos u otro conjunto de herramientas adecuado”.

La terminología ya confunde; repositorios de documentos y archivos, y administración de datos, pero esto no es sorprendente. Durante décadas, los arquitectos e ingenieros han publicado, rastreado y controlado rutinariamente planos, documentos y formularios en papel: los sistemas de colaboración electrónica y el correo electrónico simplemente han acelerado este intercambio de “papel electrónico”.

Deberá superarse una considerable inercia de la industria si queremos pasar de centrarse en los documentos a centrarse en los datos, y a no entregar volúmenes de documentación una vez terminada, sino a desarrollar y mantener el “gemelo digital” del proyecto.

Primeros Pasos

Sin embargo, podemos comenzar a centrarnos más en los datos si nuestros productos se crean y gestionan utilizando las convenciones de nomenclatura y numeración; en este caso en base al BS 1192: 2007 que permiten la administración electrónica de datos sobre esos archivos (metadatos). Y las buenas prácticas comienzan en las empresas de diseño, incluso antes de que la información deba compartirse con otros miembros del equipo del proyecto.

Si nos tomamos en serio la administración de datos del activo para todo su ciclo de vida, los diseñadores deberían aplicar los principios de BS 1192: 2007 desde el primer día para administrar su trabajo en progreso (Work In Progres – WIP).

Los diseñadores suelen tomar algunas decisiones tempranas clave durante esta etapa, pero si solo capturamos sus resultados finales cuando hacen la transición de “WIP” a “Compartido”, se pueden perder referencias e información de origen útil; como el por qué se tomaron ciertas decisiones en el cambio de diseño por ejemplo. Y los cambios de estado en los entregables “Compartidos” no se sincronizarán con los sistemas internos del diseño.

Opentree ha desarrollado una aplicación interna de administración de documentos llamada Cabinet que ayuda a los usuarios a cerrar la brecha entre el WIP y el CDE. Esto se integra con varias plataformas CDE (Viewpoint, Aconex y GroupBC se encuentran entre los primeros socios), lo que permite compartir CAD, BIM, MS Office y otros archivos.

Es importante destacar que Cabinet permite compartir tanto el archivo como los metadatos relacionados, y luego garantiza que los metadatos se sincronicen si, por ejemplo, se modifica el estado de idoneidad de un modelo BIM nativo. (El contratista basado en Nottinghamshire, North Midland Construction, recientemente recurrió a Viewpoint and Cabinet para ayudarlo a demostrar los procesos de cumplimiento de PAS1192 a sus clientes).

Los CDE son, creo, tecnologías potencialmente poderosas; obstaculizadas por procesos de la industria que aún se basan en el intercambio de archivos y en el control de la versión y el estado de esos archivos.

Aunque podemos sentirnos tentados por hablar de “compartir una única fuente de la verdad”, la realidad es que muchos proyectos involucran múltiples islas de información en gran medida duplicada: los equipos de diseño, los constructores y los propietarios-operadores de activos pueden invertir en sus propios CDE independientes, conscientes de la necesidad de registrar y proteger sus posiciones contractuales en una industria a menudo litigiosa y antagónica.

Problemas de Confianza

La realidad es que debemos promover nuevos niveles de confianza: confianza en nuestras tecnologías y datos, y confianza entre los miembros del equipo del proyecto. En nuestra vida personal cotidiana, confiamos cada vez más en nuestros dispositivos móviles y en los datos que nos presentan. Pero para niveles similares de confianza en las tecnologías de la información que utilizamos como profesionales de la construcción, se necesitarán cambios culturales y de procesos.

Es alentador ver algo del pensamiento progresivo en los contratos de construcción (alianzas a largo plazo y seguros integrados de proyectos, por ejemplo) y los beneficios identificados de los proyectos que han aplicado estos enfoques más colaborativos e integrados junto con el despliegue de BIM.

Después de haber trabajado extensamente con clientes en los sectores de ingeniería y fabricación, sé la importancia que le dan al trabajo en sus cadenas de suministro para compartir datos casi en tiempo real, y su enfoque en agregar valor en lugar de “reinventar la rueda”.

El liderazgo del cliente basado en ofrecer el mejor valor para toda la vida, junto con el uso apropiado de enfoques externos o prefabricados, podría ayudar a la construcción a realizar algunos de los cambios culturales y de procesos necesarios.

Una construcción transformada digitalmente estaría entonces bien situada para lograr las ganancias de productividad que hemos visto en las industrias aeroespacial y automotriz en las últimas décadas.

Fuente: www.bimplus.co.uk